Desarrollo de los Sentidos

DESARROLLO DE LOS SENTIDOS

El desarrollo prenatal es más rápido y decisivo que en cualquier otra etapa de la vida y la manera de conocer y conectarse con el mundo es a través de los sentidos.

El feto experimenta en el útero un mundo de sensaciones y responde a los estímulos externos. Desde muy pequeño, se están formando primitivamente sus ojos, nariz, boca, oídos y manos. Todos los sentidos empiezan a funcionar antes del nacimiento, inclusive antes que las estructuras sensoriales terminen de formarse. Eso no quiere decir que oiga, saboree, huela, toque y vea.

A los cinco sentidos que tradicionalmente aprendimos: vista, oído, olfato, tacto y gusto; actualmente se agregan el vestibular y el propioceptivo (hablaremos sobre él más adelante).

Fuente: Prenatal Development by Rebecca Klein, Linda Gilkerson, and Elysia Davis

El tacto, Semana 7 ½ de gestación

Es el primer sentido en desarrollarse.

El feto comienza a responder al tacto.

  • La boca es la primer área en ser sensible al tacto.
  • Se va extendiendo desde la cabeza hasta los pies.
  • Está en contacto con los órganos de su mamá.

Toca su propio cuerpo:

  • frota sus manos y sus pies,
  • chupa sus dedos,
  • agarra el cordón umbilical.

Al final del embarazo, el bebé puede sentir cuando la mamá o papá acarician el vientre.

Gusto, Semanas 11/13

Comienzan a desarrollarse las papilas gustativas.

El vientre materno está lleno de diferentes sabores que el feto experimenta.

  • Comienza a tragar líquido amniótico que suele ser salado,
  • Contiene otros sabores que depende de lo que la madre come
  • Contribuye al cambio de sabor del líquido cuando orina.
  • Cuando es más dulce, el feto traga más líquido

El recién nacido suele preferir lo que le es familiar, un bebé puede tener más dificultades para tomar leche materna si la madre cambia su dieta de manera radical después del embarazo.

Fuente: Prenatal Development by Rebecca Klein, Linda Gilkerson, and Elysia Davis

Sentido vestibular, Semana 14 de gestación

En está etapa percibe

  • Sus propios movimientos y cambios de posición dentro del vientre.
  • Los movimientos de su mamá: si está caminando, parada o acostada.

El sistema sensorial vestibular regular el sentido de movimiento y del equilibrio y los cambios de posición. Permite situar su cuerpo en el espacio y está ubicados en el oído interno,

Conforme crece, los movimientos disminuyen y el feto tiende a colocar su cabeza hacia abajo.

En este segundo trimestre ya están formadas las estructuras básicas de su cuerpo, por dentro y por fuera.

Fuente: Prenatal Development by Rebecca Klein, Linda Gilkerson, and Elysia Davis

Olfato, Semana 15 de gestación

El líquido amniótico contiene varios aromas, incluyendo lo que la madre come.

La sangre del feto lleva químicos de la madre, que al pasar por los vasos nasales podrían estimular el olfato en el feto.

  • Percibe a su mamá por su aroma.
  • Capta olores del liquido amniótico
  • Huele lo que mamá come.

Fuente: Prenatal Development by Rebecca Klein, Linda Gilkerson, and Elysia Davis

Oído, Semana 21 de gestación

El feto escucha todo el tiempo

  • Sonidos de su mamá
  • Los latidos de su corazón
  • La sangre corriendo por sus venas
  • Su respiración
  • Sonidos digestivos

La voz de su mamá y otras voces de afuera; escucha con mayor claridad los sonidos graves, como la voz de papá. Sin embargo, la voz de la mamá es más sobresaliente, ya que llega tanto por afuera y por el diafragma.

Fuente: Prenatal Development by Rebecca Klein, Linda Gilkerson, and Elysia Davis

Vista, Semana 26 de Gestación.

La vista es el último sentido en desarrollarse, a pesar de que dentro del vientre el ambiente es muy obscuro, el feto alcanza a diferenciar

  • Luz difusa
  • Sus extremidades y
  • Sombras, incluyendo las de su propio cuerpo.

Conforme el vientre de la madre crece y la pared abdominal se hace más delgada, entra más luz.

Los sentidos nos permiten conocer y reconocer el mundo que nos rodea

Vínculo afectivo. En en el caso de todos los estímulos de los sentidos es importante que vallan acompañados de afecto, ya que el reto más relevante y trascendente para el desarrollo y la vida del bebé es la formación del vínculo afectivo, en este caso prenatal. Así como el obstáculo más grave es el estrés tóxico.